logoa top imgres-1

Consejos a la hora de Adoptar a un perro

En los centros de protección animal hay perros de todo tipo, desde cachorros hasta otros que ya son ancianos o se encuentran enfermos. Cada uno de ellos lleva su propia historia, pero todos están igual de necesitados de atención y cariño. A diferencia de lo que la gente piensa, un perro adulto o anciano es un animal lleno de cariño por entregar, muy atento y tranquilo.

 

Algunos perros han sido abandonados porque sus dueños se cansaron de ellos, hubo problemas familiares, se fueron a vivir a otro lugar, enfermaron o murieron. Pero muchos otros fueron maltratados, desatendidos o encadenados durante largos periodos de tiempo. La gran mayoría de los abandonos tiene un denominador común: sus propietarios anteriores no habían pensado seriamente sobre la responsabilidad que conlleva tener un perro.

 

Casi todos los perros que se encuentran en los albergues de animales pueden ser reeducados con éxito. Sobre todo, si el nuevo propietario tiene experiencia o está dispuesto a dedicar a su nueva mascota el tiempo o la paciencia que requiera. Siempre se debe comunicar al personal del centro qué clase de perro se desea tener y el tipo de vida que se lleva, matizando aspectos como en qué tipo de vivienda resides, edad del can que deseas, si convive otra mascota en el hogar, edad de los miembros de la familia, el tiempo libre disponible, etc.

Lo ideal sería visitar al perro elegido en el centro de adopción y llevarlo a dar un pequeño paseo para acostumbrarnos a él y para que él se acostumbre a nosotros. Si todo el mundo pensara en estos aspectos tan importantes antes de adoptar, habría más adopciones felices y menos perros abandonados en el mundo.

 

Pautas para educar correctamente a un perro adoptado

A la hora de adoptar un perro, es necesario tener en cuenta una serie de actitudes que repercutirán de forma positiva en el comportamiento y carácter del nuevo can. De esta forma conseguiremos una mejor adaptación del animal a nuestro hogar, además de ganarnos su confianza:

 

 Decidir de antemano si se desea un cachorro, un perro adolescente, un adulto o un perro anciano. Conviene informarse bien sobre las ventajas e inconvenientes de adoptar un perro en cada una de estas edades. La mayoría de la gente es reacia a adoptar perros adultos, cuando en realidad el período de adaptación de éstos suele ser menor que en el caso de los cachorros.

 

 ¿Estás siempre ocupado? Si éste es tu caso, lo más recomendable es no elegir un perro que necesite cepillado diario.

 

 ¿Eres deportista y te gusta pasear a diario? En este caso, elige un perro que necesite hacer ejercicio constantemente.

 ¿Tienes niños pequeños? Cuando el can tiene que compartir su vida diaria con niños, conviene adquirir un animal acostumbrado a tratar con ellos.

 

 ¿Tienes otros animales? Valora las posibilidades de convivencia entre ellos antes de adoptar un nuevo animal. Si es posible, intenta que se conozcan antes para evaluar sus reacciones.

 

 Tómate tu tiempo. Una elección precipitada te perjudicará a ti y al perro. Todos los centros de adopción de animales serios estarán encantados de asesorarte y de contestar a todas las preguntas que tengas antes de que tomes la decisión final.

 

 Averigua todo lo que puedas sobre la vida pasada del animal y de su carácter. Llévalo a dar un breve paseo y observa cómo se comporta tanto fuera como dentro de casa.

 

 Una vez adoptado, lo primero que se debe hacer es llevar al perro al veterinario que vaya a tratarle habitualmente.

Actitudes incorrectas al adoptar un perro

Existen una serie de aspectos importantes a la hora de decantarse por un perro abandonado como animal de compañía. Aunque este animal requiera de los mismos gastos que cualquier otro, hay que tener mucho cuidado con las actitudes que se adoptan con él, ya que secuelas de su experiencia familiar anterior pueden convertir una convivencia en un problema diario, si no se trata a tiempo.

 

 No debes elegir un perro de un albergue o de una perrera solamente porque sea más barato. Los canes que se encuentran en este tipo de instalaciones necesitarán las mismas atenciones y conllevarán los mismos gastos que uno comprado.

 

 No te precipites. Piensa que tu compromiso tiene que durar toda la vida del animal.

 

 No elijas al animal sólo por su aspecto. Su forma de comportarse es mucho más importante que su belleza exterior.

 No agobies a tu nuevo perro con mimos y carantoñas, por muy adorable que sea. Ten en cuenta que puede sentirse acosado si lo haces. Dale tiempo y espacio para que se vaya acostumbrando a su nuevo hogar y a los nuevos miembros de la familia.

 

Son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta antes de adoptar un perro. Cuando encuentres el can que mejor se adapte a tu forma de ser, conseguirás una buena relación animal-hombre, además del amigo más fiel que puedas imaginar.